viernes, 27 de julio de 2012

Otra víctima de bullying en SJL
Escolar de 13 años se quitó la vida en su casa
No soportó maltrato de compañeros. 
Leonardo Mauricio, de 13 años de edad acabó con su vida luego de hartarse de los maltratos que recibía en el colegio Nacional José Olaya en San Juan de Lurigancho. Un día antes, el joven celebró su cumpleaños y lucía feliz junto a su familia.     El joven se ahorcó con una correa de cuero en su vivienda del asentamiento humano José Carlos Mariátegui, Mz. P-9, lote 20, distrito de San Juan de Lurigancho. Cursaba el tercero de secundaria.
Graciela Sulco, tía del fallecido, comentó que su sobrino le contó que lo jalaban, pateaban y recibía golpizas, de parte de sus compañeros de colegio, "nos quejamos por los maltratos, pero nadie hizo nada para ayudarlo". También, reveló que el adolescente adquirió gusto por videos llamados ‘Voces del diablo’ y se unió a los emos.
 En la agenda escolar de la víctima se encontró varias citaciones de la psicóloga donde hablaba sobre los problemas de éste. En una hoja de cuaderno escribió una carta de despedida “Ojalá mis amigos entiendan que nunca les quise decir algo tonto. Solo quería estar bien en este colegio, ya que en los demás siempre fui marginado por todos. Iré donde el destino me lleve. Estoy muy dolido, sabía que todo esto iba a pasar. Solo quisiera que no haya más abusos".                                                               Sus padres, José Edwin Quispe Canchari y Martha Gutiérrez Sulca, están separados. La víctima era el mayor de dos hermanos. Su tía Viviana Estela Quispe Canchari fue quien lo encontró muerto.                        
 Dato: Según la PNP, 5 escolares se han suicidado el 2012 en Lima por ser víctimas de bullying. También se han reportado 79 casos de agresión en escuelas fiscales de la capital contra menores que requirieron asistencia médica.                                                                                                                                          Un alumno del colegio Rosa Merino del Rímac perdió un dedo de la mano izquierdael 19 de julio pasado. Tres días antes otro niño acabó con un brazo fracturado tras ser golpeado en la escuela Señora de Fátima de Huaycán.
La Ley contra el bulling no funciona
El 16 de junio del año pasado que el Congreso aprobó por unanimidad la Ley 29179 para combatir el llamado bullying, violencia física y psicológica que algunos escolares ejercen contra sus compañeros de aula. Pese al tiempo transcurrido esta norma que busca frenar los abusos en los colegios sigue siendo letra muerta.
La Ley antibullying,  dispone que todas las escuelas públicas deberán contar con un psicólogo para prevenir o detectar a tiempo los casos de acoso y violencia escolar. Obliga, además, a las instituciones educativas a entregar a los padres de familia un boletín informativo que difunda las normas y principios de sana convivencia. El diseño y contenido del mencionado documento será de responsabilidad del Ministerio de EducaciónSe obliga, asimismo, a los docentes, auxiliares y padres de los estudiantes a denunciar conductas de violencia o acoso y se otorga al Consejo Educativo Institucional(CONEI) la potestad de dictar las sanciones correspondientes. La Defensoría del Pueblo y el Indecopi, según la ley, deberán realizar inspecciones sorpresivas en los colegios para verificar si alguno de los estudiantes es víctima de abuso, cumpliendo de ese modo con su rol fiscalizador.                                                                                                       El congresista Yohny Lescano, miembro de la Comisión de Educación del Legislativo y principal impulsor de este dispositivo legal, demandó al gobierno aplicarlo para evitar que más niños se suiciden, abrumados por los castigos que reciben en sus centros de estudio.