martes, 26 de octubre de 2010

Inescrupusolos sujetos engañan y se aprovechan de la gente que necesita de un terreno para construir su vivienda. Hasta el momento autoridad no interviene 
Traficantes de terrenos hacen de las suyas  
en  A.H Rinconada Villasol y "Ampliaciones"´16 de  diciembre´, ´Las  Vegas´,´Las  Begonias´, ´Vencedores´, ´Las  Casuarinas´, ´Los  Rosales,´Jerusalen´, ´Eden´,´La  Portada´,  ´Quebrada Rinconada´, ´Nueva  Villa´, ´Las  Lomas´, ´Las  Colinas´ entre  otros  
Vecinos de San Juan de Lurigancho, denunciaron que en el A.H Rinconada Villasol los habitantes son despojados de  sus  posesiones de  terrenos-lotes, por  ex  dirigentes, seudo-dirigentes  y  personas  inescrupulosas  que  venden  y trafican   terrenos-lotes, ofertandolos  a   s/. 2000,3000,4000  por  áreas  de  200,  500, 1000  metros2  . Lo más  indignante  es  que recurren  a la  amedrentacion;  quemándoles  sus  chositas-casitas de  tripley, madera, calaminas,  destruyéndolos, sacándolos  por  las  noches, con  pretextos  de  que  no  viven  o no  pagaron ciertas  cuotas ´acordados´  entre  gallos  y media  noche y al que osa enfrentarse  o  denunciarlos;  simple:  los  masacran a golpes, les  queman su  choza,  o los destruyen.   Varios  denunciaron  esos  actos  y  la  autoridad no  llega a  esos  sitios  ¿o por  temor,   o por   estar  coludidos?.  
Los  mismos  dirigentes  se  sienten amenazados  de  ex  dirigentes  por  lo que    ES  URGENTE   se  constate  o  visite  el  SECTOR  de  Rinconada  de  Villasol y  a  los  demas  ampliaciones: ´´16 de  diciembre´, ´Las  Vegas´,´Las  Begonias´, ´Vencedores´, ´Las  Casuarinas´, ´Los  Rosales,´Jerusalen´, ´Eden´,´La  Portada´,  ´Quebrada Rinconada´, ´Nueva  Villa´, ´Las  Lomas´, ´Las  Colinas´ entre  otros  quienes  son  los mas  perjudicados por  la  Central   de  ´EL  LOCAL´, indica la nota. 
 
DATO: Los traficantes de tierra se escudan en artimañas legales y documentos falsos, responden con denuncias penales y se alínean con políticos de turno o jueces a la espera de favores. Los perjudicados son las miles de familias que esperanzadas se lanzan a pelear por un terreno que tal vez nunca llegue a ser suyo.